Expectoran a asesor Nicolás Molina acusado de tramar suspensión de gobernador regional

Ex asesor de Morillo, habría sido el encargado de tramar su suspensión y hasta vacancia, tras aliarse con vicegobernador Henry Borja

El cuestionado Nicolás Molina, fue oficialmente largado del Gobierno Regional de Ancash, y no va más como asesor del gobernador Juan Carlos Morillo. La gerente general Gina Gálvez dio por concluido su designación como director del sistema administrativo IV, y fue notificado el viernes último vía virtual.

Este oscuro personaje tiene prohibido el ingreso a la sede regional de Ancash y según trascendió, fue expectorado por TRAIDOR, ya que a pesar que Juan Carlos Morillo le dio su confianza, habría sido el encargado de armar múltiples denuncias contra la gestión de su jefe a sus espaldas, lo cual determinó que Gina Gálvez tome la decisión de cesarlo.

En Ancash es un secreto a voces que Molina se alió con el vicegobernador Henry Borja, con el fin de destruir por dentro la gestión de Morillo, para sacarlo y permitir que su amigo, el vicegobernador se quede en el cargo hasta el final de la gestión regional, incluso se supo que Henry Borja lo nombraría como gerente general, cuando asumiera la encargatura de la gobernación.

Luego que Juan Carlos Morillo fue internado en Lima por padecer con el Covid-19, Nicolás Molina desnudó su traición y de inmediato planificó con Henry Borja la forma de impedir que el gobernador regional retorne a su cargo. Para ello tramaron la suspensión y hasta vacancia de Morillo, pero no contaron que el gobernador se recuperara antes que puedan concretar su macabro plan.

Con el documento firmado por Gina Gálvez se atiende el pedido de múltiples sectores de Ancash y líderes políticos quienes exigían la salida de Nicolás Molina, por su pasado corrupto y estrecha ligazón con la gestión de César Alvarez. Incluso, siempre se dijo que Molina sorprendía a empresarios y les exigía dinero, haciendo gala de su cargo como asesor.