En menos de 10 años podrían desaparecer algunas cordilleras nevadas y glaciares debido al cambio climático

Jesús Gómez López, Director de Investigación en Glaciares del Inaigem, además alertó sobre los efectos negativos para las poblaciones aledañas que dependen económicamente del agua ya que estarían gravemente afectadas.
¿Por qué cada vez es más preocupante la situación de los glaciares en todo el mundo?
El tema de la pérdida de glaciares a nivel del planeta se debe a que estamos viviendo el cambio climático y esto se puede percibir no solo en el ámbito de las cordilleras tropicales, sino también cuando hablamos de otras latitudes, como el de los polos como el Ártico y la Antártica, en el caso de la Antártida el Inaigem viene investigando con un grupo de científicos liderados por la Presidenta Ejecutiva Gisella Orjeda del Instituto Nacional en Glaciares y Ecosistemas de Montaña-Inaigem, con la finalidad de entender cuáles son los cambios que históricamente se registra en estos ecosistemas.
¿Cuáles son estos efectos inmediatos por el deshielo de los glaciares?
Estos efectos son los impactos sobre la agricultura, mayor disponibilidad de agua para actividades económicas, como es la generación de energía eléctrica o para proyectos de irrigación intensiva, entre otras. En el caso de Perú ya se ven en algunas regiones que hay problemas de escasez de agua, hay mayor demanda, pero no hay su disponibilidad y eso se debe a que las zonas altas que son las cabeceras de cuenca, donde antes existían superficies glaciares ahora ya no existen, entonces solo están dependiendo del ciclo hidrológico (lluvias), eso nos tiene que llamar a la reflexión, de cómo hacemos una mejor gestión de las cabeceras de cuenca para asegurar que la recarga hídrica que provienen de estos espacios, pueda llegar hacia las zonas bajas donde vive la mayor cantidad de poblaciones.
Según el monitoreo que ustedes realizan ¿cuáles son los glaciares más afectados y en qué lugares del mundo?
Aún sepamos que a nivel global existe una reducción de superficies glaciares y en cada una de ellas hay todo un impacto que se está generando por consecuencia de ello, en el contexto de Perú podría dividir hasta en tres regiones las áreas glaciares, el Perú cuenta con 18 cordilleras que tienen cordilleras nevadas, la parte Sur, Centro y Norte, en la parte Norte donde se encuentra la sede institucional, aún hay mayor superficie y áreas glaciares, pero aun así ya se sienten los impactos del cambios climático, pero podríamos decir en la zona Sur, desde la década del 70 se han reducido dramáticamente, y nosotros hemos estimado que 4 cordilleras más en los próximos 5 o 6 años, estas va a desaparecer por completo; quiere decir que la superficie glaciar ya no va a existir; pero hay poblaciones importantes por debajo de ellas, donde existe mucha actividad económica como la agricultura y la generación de energía que van a sufrir de esta menor oferta del agua.
¿De qué otra manera podrían verse afectadas esas poblaciones cercanas?
Todas estas poblaciones como Arequipa, por ejemplo, como una de las ciudades más importantes del sur del Perú, tendrá mayor oferta de agua, en realidad es un fenómeno del impacto del cambio climático y que se observa más en el ámbito de las cordilleras tropicales, y cuando hablamos de estas cordilleras que se encuentran en el África, en América del Sur, en todos estos lugares claramente se observa que las superficies glaciares se van reduciendo drásticamente. Entonces es un trabajo que se desarrolla en los países de cómo hacemos una mejor gestión del agua, donde son zonas de recarga de acuíferos para las corrientes de aguas superficiales.