Deficiencias en obras de saneamiento y designación de funcionarios preocupan a ciudadanos

En 27 provincias del interior del Perú se realizaron con éxito las Audiencias Públicas Provinciales “La Contraloría Te Escucha”, que convocaron la participación de 2097 ciudadanos, quienes pusieron de manifiesto sus principales denuncias y alertas en sus respectivas jurisdicciones.

Las provincias de Yungay y Carhuaz fueron las elegidas en la región Áncash para albergar estas audiencias públicas, en las cuales la población pidió la intervención de la Contraloría en municipalidades distritales que han cometido irregularidades en la ejecución de obras relacionadas a agua, saneamiento, semaforización, salud, entre otros.

Asimismo, las denuncias presentadas en La Libertad, en las audiencias realizadas en las provincias de Gran Chimú y Ascope, se centraron en la falta o mala ejecución de obras de alcantarillado, los problemas de salud que ocasionan la presencia de aguas contaminadas, así como problemas en el asfaltado de pistas.

En la región de Lima Provincias se realizó una audiencia en la provincia de Barranca, cuya población dio quejas sobre la empresa de servicio eléctrico de Pativilca debido al cobro excesivo a la población de zonas rurales, también sobre problemas en los medidores de agua potable e irregularidades en la designación de funcionarios municipales que no cumplen el perfil adecuado.

En cada audiencia pública, la respectiva Gerencia Regional de Control informó sobre las acciones de control desarrolladas a nivel provincial y luego se dio paso a los ciudadanos y representantes de la sociedad civil debidamente registrados para que hagan sus denuncias.

Las audiencias públicas forman parte de la política de fortalecimiento de la transparencia y el control ciudadano como nuevo modelo de gestión de la Contraloría General que impulsa el contralor Nelson Shack, quien durante sus visitas al interior del país, se comprometió a desplegar estas acciones en todo el país para recibir y atender las preocupaciones de la ciudadanía.

De esta manera, la Contraloría dirigirá su mirada a las demandas y preocupaciones expuestas por la ciudadanía en materia del correcto uso de los recursos públicos  en sus respectivas provincias.