Contraloría: Un tercio de canastas de víveres demorarán en llegar a beneficiarios

Esta pandemia ha desnudado la escaza capacidad de gestión del Estado”, lamentó el contralor Nelson Shack

El contralor general de la República, Nelson Shack, lamentó los problemas de gestión que se han visto en el sector público durante la emergencia sanitaria por el coronavirus COVID-19, tal es el caso de las municipalidades que recibieron recursos para adquirir y distribuir canastas con víveres pero un tercio de ellas demorarán en llegar a las poblaciones vulnerables.

“La lógica de la canasta era que llegue para que las personas puedan subsistir y atender sus necesidades básicas alimentarias durante la cuarentena, pero hay un tercio de canastas que no van a llegar mañana (26 de abril) cuando se iba a terminar la cuarentena sino que van a llegar para el Día de la Madre”, indicó.

Recordó que esas dos semanas de retraso en la entrega de las canastas pendientes afecta la finalidad de la ayuda que permitirá llevar alimentos de primera necesidad a las familias vulnerables. “La próxima semana vamos a terminar este periplo de visitas y acciones de control en municipalidades. Ya hemos verificado más de 600 municipalidades y tenemos programado llegar a casi 1,000  municipios”, enfatizó.

Asimismo, adelantó que la Contraloría realizará nuevos servicios de control al sistema de transporte público que dirige la Autoridad de Transporte Urbano (ATU), el sistema penitenciario (penales), el sector Agricultura, entre otros.

También recordó que los servicios de control que efectúa la Contraloría se hacen bajo el control simultáneo, principalmente en la modalidad de control concurrente que permite detectar situaciones adversas que pueden ser corregidas por los titulares de las entidades públicas para así cumplir con el objetivo de cada una de sus intervenciones. El ente máximo del Sistema Nacional de Control tiene previsto realizar 1,980 intervenciones que generarán más de 4,500 informes de control.

Como parte de la labor de control de la Contraloría iniciada hace tres semanas, indicó la pandemia ha desnudado la escaza capacidad de gestión que tiene el Estado peruano a nivel general. “No sabemos a ciencias cierta cuántos pobres hay ni dónde están, no hay un padrón, hay muchas complicaciones”, subrayó.

Por otro lado, detalló que en las próximas semanas se emitirán diversos informes sobre las malas contrataciones que ha realizado el Ministerio del Interior respecto a la atención de los policías a nivel nacional y que ha demandado alrededor de S/ 100 millones, de los cuales se han ejecutado S/ 25 millones. “Vamos a hacer llegar nuestras recomendaciones (de los informes) al nuevo ministro del Interior”, acotó.