Consejo regional de Áncash: la pura realidad

Ing. Rómulo Antúnez A/ Especialista en Gestión Pública Descentralizada

El audio grabado de una conversación entre la Consejera de Pomabamba Lida Villanueva con algún comunicador describiendo el escenario de intrigas, aspiraciones, conspiraciones, traiciones, negocios y todo tipo de hechos al margen de la ley o de la ética, es la característica real del perfil y rol de la mayoría de los Consejeros.

Las cosas han empeorado y esta Consejera es el resumen de las características de la gente que representa a las poblaciones de las provincias y son parte del Gobierno quienes toman decisiones sobre el desarrollo de Ancash.

Estos tipos representan en realidad, bandas o grupitos criminales que llegan al poder solamente con el interés conseguir sus intereses a cualquier costo inclusive traicionando a todo que se le haya cruzado en su camino o delinquiendo; pero pasan por el gobierno arrasando con lo poco que queda de nuestro querido y gran departamento.

Algunos de ellos aspiran llegar a ser Gobernador Regional y para ello conspiran, traicionan y buscan cualquier tipo de argumento para tirarse abajo al “uno” y al “dos”; otros están humildemente tras de “las obritas”, coordinan con los Alcaldes, se hacen amigos de los gerentes quienes presurosos apoyan con el “levantamiento de observaciones de los expedientes” o apoyan en la “programación de obras” en el PMI y van asegurando sus empresitas para que las ejecuten; pero eso sí, casi todos están tras de unos puestos de trabajo para allegados, hermanos o quien haga de amistad o familia de nuestros ilustres consejeros, que en verdad no dan consejos más que delinquir o favorecerse.

En 6 meses, apenas hemos visto la aprobación de un acuerdo para implementar reformas en la Dirección Regional de Educación; que prácticamente se puede convertir en un “cheque en blanco” y puede resultar, peor de lo que estamos, debido a que cada consejero ya están echándole el ojo para beneficiarse de la reforma.

Una reforma del Sector Educación, como la planteada por Pepe Mejía, sólo será beneficiosa para la Región si es que los objetivos de mejorar la calidad educativa, la reducción de la corrupción, la eficiencia y la transparencia esté al servicio de los “educandos”, respetando los derechos de los Maestros, pero especialmente aporte al desarrollo de la Región.

A título personal, nunca esperé, ni espero algo bueno de este Consejo y creo que la mayoría de Ancashinos tampoco; lo que nos queda de Gobierno va seguir siendo degradante tanto para los ciudadanos y para algunos amigos como el Abg, Samuel Yavar, los periodistas Walter Maldonado y Edgar Palma, con quienes me solidarizo debido a que enlodan a gente de bien, cual pirañas se quieren comer a los pocos peces que aún nadan en el río de la transparencia y de los pocos que quedan en Ancash; pero sí espero que se vayan todos los Consejeros que caminan día a día con esas prácticas.