ODPE Huaraz toma previsiones para asegurar desarrollo de la jornada electoral ante fenómeno El Niño

La Oficina Descentralizada de Procesos Electorales (ODPE) de Huaraz viene tomando las previsiones necesarias frente a los desastres naturales que está causando el fenómeno climático El Niño en la región, para garantizar el desarrollo de las Elecciones Generales y de Parlamento Andino 2016 del próximo 10 de abril.

EL jefe de la ODPE Huaraz, Roberto Asmad Alva,  señaló que “aunque para estas elecciones se han habilitado 128 locales de votación  en nuestra jurisdicción para 283,161 electores, ya se ha previsto una reserva de locales de contingencia, en caso de que algún desastre afecte las instalaciones ya designadas”.

A la fecha, en la región Áncash, el fenómeno climático El Niño ha provocado deslizamientos de lodo y piedras, producto de las intensas lluvias. Actualmente alguna vías de comunicación en los distritos de: San Miguel de Corpanqui (provincia de Bolognesi), así como  de Cajamarquilla, Llipa, San Cristobal de Rajan (provincia de Ocros) se encuentran afectadas; lo cual dificulta el acceso a  al menos tres centros poblados.

Ante la eventual llegada del fenómeno “El Niño”, la ONPE inició un plan de contingencia en junio del 2015, a través del cual el ente electoral ha verificado las condiciones de un total de 6,162 instalaciones a ser usadas como locales de votación en todo el país.

Armando Chunga García, gerente de Organización Electoral y Coordinación Regional de la ONPE, ha señalado que este plan de contingencia ha puesto especial énfasis en las regiones que presentan mayores riesgos de vulnerabilidad frente al fenómeno El Niño.

Asimismo, indicó que el plan de contingencia también comprende el diseño de rutas alternativas para el despliegue y repliegue del material electoral en todo el territorio nacional ante un posible bloqueo de carreteras a causa de los desastres naturales.

La ONPE está realizando su máximo esfuerzo para organizar de la mejor manera el proceso electoral, así como para garantizar la seguridad y correcta ejecución del todo el proceso electoral.

En tal sentido, se ha diseñado una cadena de seguridad para la distribución del material electoral y garantizar la seguridad tanto dentro como fuera del local de votación. Para ello se contará con el apoyo de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas.

En tanto, el Ministerio Público estará presente en el proceso para prevenir cualquier acto que afecte el normal desarrollo del proceso electoral.