ODPE Áncash coordinó medidas de seguridad para Consulta Popular de revocatoria

La Oficina Descentralizada de Procesos Electorales (ODPE) Áncash coordinó las medidas de seguridad para los distritos de Coris, Huacllán, Succha, Pamparomas, Santa Cruz, Masin, Llama y Macate donde 17,613 ciudadanos decidirán si se revocan o no a las 36 autoridades en proceso de consulta popular (7 alcaldes y 29 regidores) este domingo 11 de junio.

Con representantes del Poder Judicial, Fiscalía de enlace del Ministerio Público de Áncash, Jurado Electoral Especial de Áncash, Oficina Defensorial de Áncash, Oficina Regional del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), División Policial Sede Huaraz de la Policía Nacional del Perú, entre otras instituciones públicas, se coordinó las medidas para garantizar la seguridad de la Consulta Popular de Revocatoria de Autoridades Municipales 2017.

El jefe de la Oficina Descentralizada de Procesos Electorales (ODPE) Áncash, Marcelino Castañeda León, informó que las autoridades ratificaron su compromiso en salvaguardar la seguridad de los 17,613 electores, lo que permitirá que los comicios se desarrollen en un clima de paz y tranquilidad.

“El objetivo de esta reunión de coordinación es que los ciudadanos puedan ejercer su derecho al voto con total libertad y las garantías que les concede la ley”, expresó.

Castañeda León señaló que ha solicitado al Ministerio Público que se pueda destinar un fiscal para cada uno de los locales de votación, a fin de prevenir cualquier alteración del orden y se aplique la legislación sobre flagrancia en el caso que se cometa algún delito electoral.

Al respecto, el fiscal de enlace del Ministerio Público de Áncash, Johanna Arequipeño González, señaló que se ha dispuesto que todos los fiscales se mantengan en alerta permanente e inmovilidad absoluta antes, durante y después del proceso electoral, para garantizar una oportuna intervención del Ministerio Público.

Por su parte, el representante del Poder Judicial, indicó que ese poder del Estado estará atento ante cualquier denuncia que se presente por violencia electoral para aplicar la ley con firmeza y justicia.

Finalmente el representante de la ODPE Áncash precisó que se ha coordinado con la región policial de Áncash, sostener dos reuniones, los días 24 de mayo y 08 de junio, para determinar la seguridad del despliegue de equipos informáticos y material electoral.