Jorge Barata todavía tiene mucho que​ decir

Las declaraciones de Jorge Barata, ex jefe de Odebrecht en el Perú, a fiscales brasileños muestran que no todo está dicho en este caso. En la Fiscalía se espera que el ex hombre fuerte de la sede de Odebrecht en el Perú amplíe y complete su declaración.

Los videos de su confesión a fiscales de Brasil, en diciembre último, difundidos por la publicación web IDL-Reporteros y el programa Cuarto Poder, muestran al ejecutivo brasileño contando en persona el mecanismo de las coimas para ganar las licitaciones del Metro de Lima.

La declaración en Brasil se produjo casi un mes después de que la constructora brasileña contactara y anunciara a las autoridades peruanas su disposición de colaborar con la justicia.

En su declaración al equipo de fiscales peruanos, Barata dio más detalles e implicó a más personas y empresas en sus tratos ilícitos para conseguir contratos en el Perú.

Además, la misma empresa brasileña entregó información y documentación sustentatoria y aclaratoria.

Más allá de los detalles, los videos demuestran que en Brasil no contó todo. A los fiscales brasileños les interesaba más lo suyo y desconocían muchas cosas sobre nuestro país.

Esta discontinuidad de lugar podría tomarse como contradictorio, como señalan IDL Reporteros y Cuarto Poder.

Lo cierto es que, conforme lo ha constatado La República, en la declaración oficial de Barata ante las autoridades peruanas no hay contradicción​ alguna​.​ Su declaración es uniforme.​

Según fuentes del Poder Judicial y el Ministerio Público, como el ex ejecutivo brasileño se acogió a la colaboración eficaz y declaró directamente ante los fiscales peruanos, nunca se ha ​requerido una copia de lo que dijo en Brasil.

Así,​​ ​l​egalmente no hay contradicción cuando Barata afirma en Brasil que sus socios peruanos no participaron, mientras que al fiscal Hamilton Castro le dijo que los consorcios peruanos ​sí ​sabían y contribuyeron al pago de los sobornos.

Ahora, con la difusión de los videos podrían pedir​ esas declaraciones​. Pero, entonces surgirá un nuevo problema. A partir de ese momento y de inmediato, Barata quedará bajo el paraguas de la justicia brasileña, lo que hoy no sucede y por eso le han podido embargar sus cuentas​. La ley de colaboración eficaz peruana no lo protege de todo, como sí sucede en Brasil.​​

En los videos difundidos anoche se observa a Barata narrar cómo se acordó favorecer a Odebrecht. Según su relato, el ex funcionario del gobierno aprista Jorge Cuba propuso a Carlos Nostre, entonces director de contratos de la brasileña, beneficiarlos en la licitación del tramo 1 del metro a cambio de un millón 400 mil dólares. Nostre lo comunicó a Barata, este a Luiz Mameri, vicepresidente de Odebrecht para América Latina, y se autorizó el soborno.

El mecanismo fue que Odebrecht plantee hacer la obra por el monto más bajo posible. Así lograba mayor puntaje. Para asegurarse, según Barata, Cuba le dijo que tenía dos personas en el comité de la licitación: Edgar Luyo y Santiago Chao.

Para el tramo 2 del metro, se repitió la operación, pero la coima fue mucho mayor: seis millones 700 mil dólares.

Barata además entregó pruebas de cómo se hicieron las transferencias de coimas. Se depositaron en una cuenta a nombre de Víctor Muñoz, sobrino de Cuba, que aparece en los documentos de la banca privada de Andorra revelados por el diario español El País.

Sin embargo, Barata señaló que el contacto con Cuba fue en el 2008 y que este era viceministro de Comunicaciones. En realidad, Cuba asumió este cargo recién en marzo del 2009, luego de un viaje de Alan García y Barata al Cusco para ver los trabajos de la carretera interoceánica.

Asimismo, Barata ha declarado a fiscales peruanos que las socias de Odebrecht participaron en el pago de coimas por la carretera interoceánica.

“El pago ha sido por Odebrecht, pero el resto de empresas sí tenían conocimiento, no detalles, pero sí sabían que existía el acuerdo. Lo que sí es cierto es que se distribuyó entre los consorciados, no recuerdo la fórmula exacta, esto lo verificaré. Esto fue más o menos así, ellos sabían que habíamos pagado, y sabían que tenían que asumir lo que correspondería”, dijo.

IDL-Reporteros asegura tener declaraciones de Barata a la fiscalía anticorrupción peruana y documentos sobre cómo los socios peruanos ponían su parte del soborno también para el metro.

Según esta versión, Graña y Montero participaba al ceder parte de sus utilidades a Odebrecht cuando tocaba repartir por “riesgos adicionales”. La peruana lo niega.

“Es práctica común dentro de los consorcios de construcción no solo remunerar a los socios de acuerdo al peso de su participación, sino también en base a la mayor contribución de mano de obra, maquinaria, estudios de ingeniería, elaboración del informe técnico y aspectos similares”, alegó en un comunicado.

Si se comprueba que Barata dio una versión a fiscales de Brasil y otra contraria al Perú perdería sus beneficios como colaborador eficaz, ratificaron expertos en estos casos.

Habló Maiman
El empresario israelí Josef Maiman, investigado junto al ex presidente Alejandro Toledo por lavado de activos, rindió una primera manifestación y confirmó a la fiscalía que usó sus empresas para trasladar los sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht.

Si se comprueba que Barata dio una versión a fiscales de Brasil y otra contraria al Perú perdería sus beneficios como colaborador eficaz, ratificaron expertos.

García denuncia a fiscal pero irá a Lava Jato
Erasmo Reyna, abogado del ex presidente Alan García, informó que presentó una queja en el Órgano de Control Interno del Ministerio Público contra el fiscal José Castellanos, quien decidió ampliar la investigación al ex mandatario bajo la Ley de Crimen Organizado.

“Consideramos que ha incumplido una serie de normas constitucionales, deberes y funciones que le genera la ley de la carrera fiscal y que tiene su correlato con faltas graves y muy graves”, dijo el abogado a Perú 21.

En tanto, García confirmó que irá a la comisión Lava Jato del Congreso para responder sobre diversos casos que implican a su gobierno. Este grupo de trabajo lo convocaría para la primera semana de diciembre.

“Habiéndolo solicitado en tres ocasiones, asistiré con mucho gusto a la convocatoria de la Comisión Lava Jato del Congreso”, tuiteó García.