Independencia, Distrito Cultural

Los esfuerzos para lograr posesionar el aspecto cultural en el distrito de Independencia, Huaraz, se iniciaron el año 2015 con la llegada del ingeniero Eloy Alzamora Morales y su equipo de regidores liderado por una persona fervorosa del arte y la cultura, César Palma Huerta, eterno viajero y amante de la naturaleza que ha impulsado durante todo este tiempo para que la cultura, ese espejismo que no vemos en el aire, se haga tangible y forme parte de la realidad.
Al iniciar la gestión del 2015, la Sub Gerencia de Educación definió el “Año Cultural Celeste” en nombre del color que identifica al distrito de Independencia. Se dio así los primeros pasos, un tanto tímidos, para alcanzar el objetivo propuesto; sin embargo, lo realizado no tomó cuerpo y se diluyó en el camino por falta de presupuesto, según indicaron los responsables.
Las debilidades de ese año se revirtieron con los cambios estructurales producidos en la Municipalidad de Independencia el año 2016. A través de la nueva Gerencia de Desarrollo Humano y Social se logró programar actividades culturales, las cuales fueron cumpliéndose a lo largo del año, manifestándose con mayor énfasis en los talleres artísticos dirigidos a los niños y niñas de bajos recursos económicos.
Otro logro importante fue el organizar por primera vez en la ciudad de Huaraz la Feria del Libro y la Cultura, en el boulevard Pastorita Huaracina, evento de envergadura que generó por primera vez la atención de los pobladores, descubriendo sin embargo que hace falta todavía una labor de sensibilización sobre la importancia del libro y la lectura en la comunidad.
El 2017 nos despierta con buenas noticias, el Plan Municipal del Libro y la Lectura, aprobado por el Ministerio de Economía y Finanzas como parte del programa de Incentivos a la Mejora de la Gestión Municipal, ha sido una buena razón para que la Municipalidad Distrital de Independencia voltee la mirada y emprenda un trabajo cultural planificado y sostenido, identificando los errores encontrados en el camino para corregirlos de cara al futuro.
“Independencia, Distrito Cultural”, plan de trabajo para este año 2017, es una iniciativa que recoge todo lo realizado en los dos años anteriores, como las actividades culturales en los espacios públicos, la feria del libro y la cultura, y los talleres artísticos dirigidos a niños y niñas, incorporándose necesariamente las capacitaciones a nuestras autoridades sobre la importante función de la cultura en el desarrollo de las ciudades, para que se deje de pensar que es la última rueda del coche. Es decir, trabajar por la cabeza para llegar a los pies.
Asimismo, requerimos capacitar a los actores culturales en la elaboración de proyectos, porque si queremos generar un cambio debemos empezar por las personas, fortaleciéndolas para empoderarlas y que esto siga creciendo de manera paulatina.
De igual manera, hemos visto que los medios de comunicación y los periodistas no asumen un papel importante en la difusión cultural, por este motivo se requiere revitalizar el periodismo para que mire a la cultura con el mismo interés con que ve al fútbol o a la política; esto se efectivizará con la realización de talleres y programas culturales.
También debemos entender que la cultura como eje de desarrollo requiere incorporar a la propia población, para lo cual es necesario impulsar la conformación de los Defensores del Patrimonio Cultural, iniciativa que forma parte del plan de participación social del Ministerio de Cultura, pero que no se ha ejecutado hasta el momento.
En estos meses el flagelo de la corrupción ha sido grande y necesitamos encararlo. Lo podemos hacer desde la cultura pues necesitamos que nuestros niños y jóvenes se encuentren muy conscientes de los necesarios valores para crecer, y lo haremos desde los colegios, relanzando con fuerza las políticas a favor del libro y la lectura, e involucrando a escritores, libreros y profesores.
Todas estas iniciativas nacidas en la experiencia y la realidad presente en el distrito de Independencia, deben ser sostenidas, y para esto urge la necesidad de conformar un Consejo Cultural Distrital integrado por los diversos actores del distrito, para que lleven adelante estas y otras propuestas que vendrán con el advenimiento de los nuevos alcaldes.
Solo somos instrumento de un momento; pero aprovechamos este momento para que miremos y pongamos mayor atención a lo que la cultura nos puede generar si trabajamos en ella de manera planificada y unida.
Es el momento de dar la bienvenida a Independencia, Distrito Cultural.