Guerrero y su golazo de tiro libre

Paolo Guerrero apeló a la picardía y se vistió de héroe en el Estadio Nacional, con la complicidad involuntaria de David Ospina, al anotar el gol de empate con el que puso a Perú en el repechaje al Mundial Rusia 2018.

Guerrero ratificó su olfato de goleador y aprovechó un tiro libre indirecto que cobró a los 75 minutos el árbitro brasileño Sandro Ricci, para mantener vivas las esperanzas de su país de a un Mundial tras una sequía de 36 años.

El juez Ricci validó el gol de tiro libre indirecto debido a que Ospina la tocó con la mano al tratar de impedir que ingrese al arco. Si no la hubiera tocado, el gol habría sido anulado. Tras el empate 1-1, Colombia clasifica al Mundial y Perú disputará la repesca con Nueva Zelanda.

“Fue un golazo, nos da la posibilidad de estar en el repechaje”, resumió Ricardo Gareca, quien demoró algunos segundos en celebrarlo, debido a que se sumió en la incertidumbre de si el balón había rozado en algún jugador colombiano antes de inflar las redes.