7 usos y beneficios del agua de romero para el cabello y la piel

El romero (Rosmarinus officinalis) es una de las plantas más habituales entre los antiguos remedios de salud y belleza de muchos países.

Esta planta aromática es beneficiosa para mejorar muchos trastornos, es un ingrediente imprescindible en los cosméticos naturales y también tiene propiedades limpiadoras del hogar.

En la antigüedad, el romero tenía también su simbología. Además de ser limpiador en general, también se relacionaba con la suerte, la honestidad y la buena fe.

Esta planta es muy rica en principios activos. Sus nutrientes principales son las vitaminas A, B2, B6 y C, y los minerales hierro, magnesio, zinc, fósforo y calcio. Además, tiene un alto contenido en antioxidantes.

Del romero se usan las hojas, frescas o secas, y también se pueden incluir las flores.

¿Cómo preparamos el agua de romero?
El agua de romero es una infusión a partir de las hojas de esta planta medicinal que nos permite una aplicación cómoda y efectiva sobre el cabello y la piel. La prepararemos del siguiente modo.

Ingredientes
3 cucharadas de hojas de romero secas (45 g)
2 vasos de agua (400 ml)
¿Qué debes hacer?
En primer lugar, pondremos el agua a hervir en una cazuela.
Cuando dé el primer hervor, apagaremos el fuego y añadiremos el romero. La planta no debe hervir.
A continuación, cubriremos la cazuela y dejaremos reposar 10 minutos.
Por último, colaremos la infusión y dejaremos que se enfríe.
Aplicación
Podemos usar el agua de romero a modo de remedio tópico sobre el cuero cabelludo o la piel.
Nos lo aplicaremos a la vez que nos realizamos un masaje con las yemas para activar la circulación.
Dejaremos que se seque.
Lo haremos una o dos veces al día durante, al menos, un mes.
Para notar sus beneficios debemos tener paciencia, ya que el resultado no es visible de manera inmediata.