Foncodes promueve con el proyecto Agua Más

Esta acción del Estado alineado al plan multisectorial de lucha contra la anemia y la desnutrición, será ejecutada en comunidades ubicadas en zonas rurales de Amazonas, Áncash, Apurímac, Ayacucho, Arequipa, Cajamarca, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Junín, La Libertad, Lambayeque, Loreto, Pasco, Puno, Piura, San Martín y Tacna.

Para no enfermarse
“Antes cuando tomábamos agua directo del caño, sufríamos de infección estomacal y parásitos. Mas que todo, mis hijos eran los más afectados. También los hijos de los vecinos. Desde que consumimos el agua clorada estamos más sanos”, dice la señora Elga Chaupis Ayala, mientras observa como el técnico hace la medición del rango residual del cloro en el agua que discurre por el caño de su casa.

Esta madre de familia, sus dos hijos (de 10 y de 19 años) y su esposo residen en Huamanguilla, provincia de Huanta. Este distrito ayacuchano, ubicado a 3,276 metros de altitud, que en la década de los 80 sufrió la violencia socio-política que agudizó la pobreza, al ser restablecida la paz experimentó un proceso de resurgimiento y hoy cuenta con servicios básicos. El agua es abastecida desde un reservorio ubicado en la parte superior del poblado que tiene un sistema de cloración del agua con gas de cloro.

La señora Elga ve a su hija tomar agua clorada sin hervir y sabe que todo estará bien. Desde que la consumen así, la salud de su familia ha mejorado y eso la alegra. La capacitación recibida de parte de los especialistas de Foncodes también ha contribuido a apostar por la cultura del consumo del agua saludable.

Es cerca del mediodía y la señora Rosa Victoria Mauricio Huamán está en los afanes de preparar el almuerzo. Abre el caño y cae un chorro de agua algo lechosa, que luego se va aclarando. Es la señal que está clorada. Mientras lava las verduras, tomate y cebolla, esta mujer quechuablante nos cuenta que sus nietos más de una vez padecieron de males estomacales, entonces en el centro de salud le dijeron que se debía al consumo de agua cruda: sin hervir o sin tratamiento para eliminar bacterias y otros, que es lo que hace el cloro.

“Agua clorada es para estar sano, para no enfermarse” dice con convicción doña Bacilia Lourdes Tapia de Ccahuin, otra de las madres de familia de Huamanguilla. “He recibido charlas, por eso sé. Cuando lo cloran el agua (y tiene un color lechoso) no puedes recibir (en la olla o en la tetera), hay que esperar un rato (cuando está clara), ahí sí sirve para tomar o para cocinar”.

Cuenta que ella felizmente no se enferma. “sí sé que los niños se enferman por tomar agua sin hervir. Felizmente, mis hijos y nietos no han sufrido de mal del estómago, porque lo hacemos hervir, lo echamos a una jarra, le agregamos limón, sin azúcar, así tomamos. Ahora con el cloro, el agua ya es mejor pues”.
Cinco soles mensuales paga por el servicio de agua clorada. “Los niños lo toman con más confianza, mi nieta también toma. Mejor todavía hervida y con limón, aunque sea sin azúcar, es más agradable”.

Otra de las usuarias, la señora María Avendaño La Rosa, mitad en quechua y mitad en español, dice que “ahora el agua está curada, los caños también están más limpios”.

Cloración a gas

En Huamanguilla, se rehabilitó el servicio de agua y se mejoró con la instalación de un novedoso sistema de cloración a gas, producto de la intervención del proyecto Agua Más de Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social.

Para ello, en un ambiente contiguo al reservorio de agua se colocaron tanques de cloro de 100 m3, comprados en Lima. A través de una manguera, el gas de cloro se inyecta a presión directamente al agua almacenada en el reservorio.

Este sistema es más económico, al año representa un costo de 4,000 soles, mientras que la cloración por goteo se eleva a 6,000 soles.

El pago mensual por el servicio es de 5 soles por usuario, dinero que es invertido en la compra de balones de gas de cloro y el mantenimiento está a cargo de un técnico calificado. De esta manera, unas 600 familias consumen agua saludable.

El mejoramiento del servicio de agua clorada en Huamanguilla no sólo comprendió la rehabilitación y mejoramiento de la infraestructura (equipo de cloración cerco perimétrico de malla metálica, accesorios y puertas), sino además capacitación y asistencia técnica a la Junta Administradora del Servicio de Agua y Saneamiento (JASS), integrado por usuarios elegidos en asamblea comunal para gestionarlo. Está en servicio desde abril del año 2017.

El ingeniero Enrique Avilez Lurita, jefe de la Unidad Territorial Foncodes Ayacucho, manifiesta que con la cloración se provee de agua purificada y de alta calidad a los habitantes. Es así, que, en este departamento, el proyecto Agua Más está hoy recuperando otros 9 sistemas de agua clorada en igual número de localidades de los distritos de Vinchos (provincia de Huamanga), Chungui (La Mar) y Concepción (Vilcashuamán).

Reduce el índice de anemia

La cloración del líquido elemento para consumo humano constituye una acción efectiva del Estado en el marco del Plan Multisectorial de lucha contra la anemia y la desnutrición, pues así se evita la parasitosis, una de las enfermedades más comunes que ataca a los niños en las comunidades rurales del Perú.

El médico-cirujano, Henry Gordillo Hinostroza, jefe de la Micro Red de Salud de Huamanguilla, manifiesta que los habitantes de las comunidades rurales padecen de anemia. “Hasta hace cinco años, de cada diez, ocho pacientes tenían anemia. Incluso niños menores de tres años”.

Esta situación fue mejorando producto de una acción multisectorial en el que participan el sector salud, educación, el municipio, y los programas sociales del MIDIS. La anemia no se podía bajar del 30%, hasta que intervino Foncodes con el proyecto Agua Más, con la cloración del agua.

“Cuando se introdujo este sistema de cloración con gas ayudó bastante. Lo cierto es que, si el agua no está clorada, hay parásitos. Con este proyecto se logró bajar la anemia del 30% al 9% en la parte urbana del distrito de Huamanguilla”.

El médico advierte cuál es la población más afectada con el consumo de agua no tratada. “Los niños son los más vulnerables. Los micronutrientes disminuyen mucho y eso afecta la sinopsis en el cerebro, hace que las neuronas no tengan integración con el hierro, la oxigenación no llega adecuadamente al cerebro. Los efectos se ven cuando el niño empieza a estudiar y no capta, tiene bajo rendimiento. Y eso conlleva a que no se desarrollen profesionalmente y la pobreza aumente”.

En efecto, señala que los diversos casos de anemia y desnutrición crónica infantil principalmente en las zonas rurales no solo se producen por una mala alimentación sino, sobre todo, por el alto déficit de agua y saneamiento que sufren las zonas rurales del Perú.

En zonas rurales de sierra y selva

El director ejecutivo del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social, Gustavo Torres Vásquez, manifiesta que el proyecto Agua Más se ejecuta en 18 departamentos del país. “Esta intervención de Foncodes se articula a los esfuerzos del MIDIS en la lucha contra la anemia y desnutrición crónica infantil en las poblaciones más vulnerable de las áreas rurales”.

Pobladores de comunidades como Huamanguilla (Ayacucho), Pacobamba (Apurímac), Curgos (La Libertad), Yahuanca (Cerro de Pasco), Imaza (Amazonas), Cañaris (Lambayeque), José Sabogal (Cajamarca), Chinchihuasi (Huancavelica), Carmen de la Frontera (Piura), Zepita (Puno), Palca (Tacna), entre otros, tienen ya o tendrán acceso al agua segura.

Son 37 distritos de 30 provincias en 18 departamentos de la sierra y selva en donde el proyecto Agua Más está rehabilitando y mejorando los sistemas de agua clorada, para que las familias de las comunidades rurales tengan disponible en sus hogares agua apta para el consumo sin mayor riesgo de padecer enfermedades estomacales.

A nivel nacional:

45,182 ciudadanos usuarios

37 proyectos en total

166 sistemas

25.7 millones de soles

37 distritos

30 provincias

18 departamentos: Amazonas, Áncash, Apurímac, Ayacucho, Arequipa, Cajamarca, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Junín, La Libertad, Lambayeque, Loreto, Pasco, Puno, Piura, San Martín y Tacna.

Más datos

· El proyecto Agua Más es una intervención de Foncodes para la rehabilitación, reposición, operación y mantenimiento de sistemas de agua y saneamiento en el ámbito rural.

· Se atenderá a centros poblados con no más de 2 mil habitantes o 400 familias (Decreto Legislativo 1274 del año 2016).

Agua Más se ejecuta mediante convenios tripartitos: Núcleos Ejecutores, Gobiernos Locales y Foncodes.
· La cloración es el único método que garantiza que el agua potable llegue a las viviendas en perfectas condiciones.

· La desinfección del agua mediante el empleo de cloro o compuestos clorados (hipoclorito sódico, NaClO), debe ser administrado en dosis controladas.

· El nivel del cloro residual va de 0.2 y 0.9 ppm (partes por millón), medio litro de cloro por cada millón de litros de agua.

· La cloración impide que proliferen algas y hongos dentro de las tuberías de suministro y en los depósitos, evitando que las bacterias crezcan, se reproduzcan o causen enfermedades.

27 años

El Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social-Foncodes este 15 de agosto está de aniversario. Cumple 27 años llevando la presencia del Estado a las poblaciones más alejadas del país.

Además de Agua Más, Foncodes ejecuta los proyectos Haku Wiñay/Noa Jayatai, Mi Abrigo y el proyecto especial Compras a MYPErú.